English Version

Información

El ciclo de vida del salmón del Pacífico

En el ciclo de vida del salmón del Pacífico, la naturaleza recicla a los padres para alimentar a la nueva generación. Los salmones adultos dejan el océano Pacífico como peces de agua salada, y no vuelven a comer una vez que comienzan el peligroso ascenso del río Columbia. ¿Su meta? Depositar sus huevos en el mismo punto donde nacieron. Aquéllos nacidos en los puntos más altos del Río Snake, el legendario arroyo del Río Columbia, viajan más de 1,000 millas al interior, casi un cuarto de la distancia longitudinal de los Estados Unidos, para llevar a cabo el desove y la fecundación. Al final del viaje, sus cuerpos no tienen suficientes reservas de energía para regresar al Pacífico, y los peces adultos mueren después que depositan y fecundan los huevos. Para llevar a cabo el desove, la hembra mueve su cola, excavando un hoyo en el lecho de grava del río en donde deposita los huevos. El macho secreta lecha (esperma) en el agua que cubre los huevos, fertilizándolos. En ese momento, la hembra sacude grava sobre los huevos. Finalmente, los dos padres, exhaustos, se acuestan en el arroyo hasta que mueren.

Durante el invierno, los microorganismos en el agua descomponen los cuerpos de los salmones. Este proceso aumenta la población de microorganismos en el arroyo. Llegada la primavera, pequeñas crías salen de los huevos, y al principio se alimentan con los microorganismos en el río. Los salmones del Pacífico nunca ven a sus padres, pero se nutren de sus cuerpos descompuestos. Cuando crecen lo suficiente y son pececillos, los salmones jóvenes viajan en dirección de la corriente hacia el océano. Es una travesía peligrosa, cruzando embalses y cascadas. En el océano crecen y se convierten en adultos, pesando un promedio de seis libras. En su ciclo de vida, el salmón del Pacífico pasa por 5 formas y tamaños: un huevo del tamaño de un frijol pequeño, un embrión de media pulgada, crías de una a tres pulgadas, pececillos de cuatro a cinco pulgadas, y adultos de uno o dos pies de largo y de un peso promedio de seis libras. La naturaleza recicla totalmente al salmón del Pacífico. (El salmón del Atlántico, por contraste, solamente viaja de 150 a 250 millas en contra de la corriente en los ríos y puede regresar al mar después del desove.)


Activity Search | Reading Center | Math Center | Social Studies Center
Education Place | Site Index

You may download, print and make copies of this page for use in your classroom, provided that you include the copyright notice shown below on all such copies.

Copyright © 1997 Houghton Mifflin Company. All Rights Reserved.